D.O. Oli de Mallorca
   D.O. Oli de Mallorca D.O. Oli de Mallorca     D.O. Oli de Mallorca     D.O. Oli de Mallorca
EN | FR | DE | ES | CA
17 febrero, 2000

Barranco de Biniaraix

Distancia: 2 km

Empezamos nuestro paseo en la bella localidad de Biniaraix, en el valle de Sóller. Desde allí debemos tomar una pista forestal (GR221) que encontraremos a la derecha de la carretera de salida de Biniaraix, en dirección a Fornalutx: cogemos este camino en dirección al barranco y a l’Ofre y Cúber.

De repente el recorrido se sumerge por el típico olivar de montaña: árboles centenarios de formas soberbias, en terrenos abancalados y de plantación irregular, sobre pequeñas parcelas de multipropiedad. Este camino es, por sí mismo, un buen ejemplo de la ingeniería tradicional de la piedra en seco: esto hace que el barranco de Biniaraix sea un bien de interés cultural (BIC), protegido por la Ley de patrimonio desde 1994. Y es que toda la senda está llena de ejemplos del ingenio popular de los antiguos mallorquines: puentes, bancales hechos en las vertientes de imponentes acantilados, fuentes, casas de posesión…

Después de unos cuarenta y cinco minutos de subida, siempre por camino empedrado y cerca del torrente de l’Ofre –y justo antes de que se acabe el olivar y empiece la vegetación natural-, llegamos a un cruce de caminos donde hay una señal roja de la pista GR221. Esta indicación nos informa sobre el lugar del cual venimos (Biniaraix) y también sobre el sentido opuesto, l’Ofre y Cúber. A unos veinticinco metros de esta señal, hacia el norte, encontramos la ‘Madona des Barranc’: un árbol de formas retorcidas y notable venustez. Y, en los alrededores de la Madona, otros árboles de gran singularidad.

Si seguimos unos pocos metros en dirección a l’Ofre y Cúber, podremos calmar nuestra sed en un pequeño surtidor que toma el agua de la fuente del Verger, un poco más arriba en el camino. Desde este lugar, si miramos hacia el norte –en la parte de arriba del camino, justo al lado de la Madona des Barranc-, veremos un olivo delgado y agujereado de gran encanto. Desde este punto podemos hacer dos cosas: o bien seguir hacia arriba, en dirección al monte de l’Ofre (dos horas más) y el embalse de Cúber (tres horas más), y hacer, así, una de las excursiones más típicas y bellas de la montaña mallorquina; o bien volver por donde hemos venido, en dirección a Biniaraix.

El camino de vuelta a Biniaraix nos permitirá tener una nueva perspectiva del olivar de montaña y de la técnica constructiva de la piedra en seco. Además –y si aún no estamos cansados -, justo donde se acaba el camino de bajada, en la entrada a Biniaraix, podemos tomar un sendero asfaltado que nos queda a la derecha: es el camino del Marrois (4,2 km de fuerte pendiente), que transita por una de las zonas productivas de montaña más importantes de la denominación de origen Aceite de Mallorca. Esta vereda nos permite enlazar a pie con Fornalutx y deleitarnos con imágenes de bellos naranjos, limoneros y olivos sobre bancales, además de ofrecer unas vistas espectaculares sobre el valle de Sóller.

Datos de interés
Precio: Gratuito
Duración: 45 min
Dificultad: Dificultat
Medio de transporte: a pie
Ver Mapa

Agroturismos
MULETA DE CA S’HEREU

Restaurantes
BENS D’AVALL

Biniaraix1
Biniaraix2
Biniaraix3
Biniaraix4
Biniaraix5
Biniaraix1Biniaraix2Biniaraix3Biniaraix4Biniaraix5